Parque Ecológico Las Águilas y Loma de Guadalupe EXTERMINADOS POR LA SUPERVIA PONIENTE

Periódico La Crónica, Lunes 4 de abril, 2011

Talan 600 árboles para abrir brecha a Supervía
Jennifer Alcocer Miranda | Ciudad

 

MARCELO EBRARD EXTERMINA LOS ULTIMOS BOSQUES DEL DISTRITO FEDERAL

MARCELO EBRARD EXTERMINA LOS ULTIMOS BOSQUES DEL DISTRITO FEDERAL

Vecinos de la colonia Lomas de Guadalupe, en la delegación Álvaro Obregón, denunciaron el ecocidio que la administración local se encuentra realizando para poder ejecutar la Supervía Poniente, dejando de lado la opinión de los principales afectados.

Lo que ellos denominan “la devastación del Parque Loma de Guadalupe y Las Águilas” comenzó desde hace más de un mes y calculan que han talado al menos 600 árboles sanos y de buen tamaño, esto únicamente para abrirle paso a la maquinaria que comenzará a trabajar en la megaobra.

Por lo que el paisaje cotidiano para ellos, de un día para otro, cambió drásticamente desde que los trabajadores de la administración local llegaron y comenzaron a delimitar el trazo por donde atravesará la próxima carretera de peaje.

Sin embargo, lo que les parece más indignante es que mientras el personal de la empresa Controladora Vía Poetas, a cargo de la obra, así como funcionarios de gobierno capitalino, estaban interesados en que los colonos permitieran que los camiones con material tuvieran acceso por sus calles, nunca mencionaron la tala masiva.

“Mientras intentaron convencernos de autorizar el acceso, nunca nos mencionaron la parte de que desaparecería el maravilloso parque que hemos cuidado desde hace más de 30 años, sólo se limitaban a decir que las afectaciones a las calles serían arregladas”, indicó uno de los colonos, quien pidió no mencionar su nombre por miedo a represalias.

El vecino aseguró que de manera informal saben que se derribarán más de dos mil árboles en la zona, esto sólo para abrir la brecha de acceso, por lo que personal de la administración ha trabajado en la delimitación del camino.

Incluso, aseguró que los árboles que han sido talados no han sido retirados del parque, lo que combinado con la colocación del nuevo enrejado impide el acceso a la zona en donde anteriormente los colonos podían tener acceso para hacer actividades al aire libre, pasar un día familiar o simplemente observar el paisaje cargado de vegetación.

Por su parte, personal de Dirección de Obras Concesionadas, área a cargo de la Secretaría de Obras y Servicios Urbanos local, aseguró que la malla ciclónica divide la zona que será intervenida para crear el camino de servicio que de acuerdo con trabajadores de la zona significará “devastación considerable” de árboles a lo largo de casi dos kilómetros y cinco metros de ancho, que se utilizarán para el acceso.

El mismo personal que realizó la delimitación del carril de servicio en el parque dijo que se delimitó tratando de perjudicar el menor número de árboles posible, así como realizando estudios de mecánica de suelo para comprobar que no se pase por zona de minas.

Cabe recordar que hace unas semanas los propios colonos de Álvaro Obregón revelaron que el gobierno capitalino provocó incendios en gran parte de la zona verde de los parques para intentar ocultar los daños ambientales que están provocando.

Asimismo, aseguraron que esta semana se reunirán con autoridades de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT) para darle seguimiento a la denuncia que interpusieron por perjuicios ambientales el pasado 10 de marzo con folio PAOT-2011-0528.

Ahí, establecen la situación de devastación que están realizando las autoridades capitalinas en los parques Las Águilas y Lomas de Guadalupe, y donde manifiestan su preocupación por los más de dos mil árboles extra que se derribarán, debido a que sospechan que no fueron estimados en el Impacto Ambiental de la carretera que conectará Álvaro Obregón con Magdalena Contreras.

Anuncios